Skip to content
Humear

Minecraft: el juego más popular de la historia

February 19, 2016

Minecraft es definitivamente y de lejos, el juego casual más popular en la historia. Habiendo comenzado como un sencillo y modesto proyecto casero, desarrollado por un grupo de amigos, hoy en día se ha convertido en un gigantesco referente en lo que se refiere a los juegos informáticos; su popularidad ha crecido a tal nivel que inspira diariamente memes, infinidad de clones y claro, artículos de marketing como ropa, juguetes y útiles de escritorio.

Curiosamente, muchos de sus seguidores más fieles, no consideran a Minecraft un juego casual propiamente dicho. De hecho, muchos prefieren denominar a Minecraft como un juego social. Lo cierto es que el componente social del juego ha sido uno de sus puntales. Los servidores que alojan escenarios, mantenidos inicialmente por los mismos seguidores,  son verdaderos mundos virtuales en los cuales se construyen inmensas estructuras, algunas de las cuales son verdaderas obras de arte.

minecraf popular

Minecraft es un juego peculiar en todo el sentido de la palabra, en primer lugar no existe una meta u objetivo definido. En realidad, el juego está diseñado de forma tal que los jugadores puedan explorar, construir y diseñar estructuras y escenarios a su gusto. Existe también, como ya se sabe, un componente de sobrevivencia, pero lo cierto es que la mayoría de jugadores ven a Minecraft como un juego creativo, algo así como un Lego virtual.

Centrándonos en aquellos elementos que han convertido a Minecraft en el juego más popular en la historia de los juegos informáticos, debemos volver a mencionar su dimensión social. Los desarrolladores del juego, han entendido a la perfección que una de las motivaciones más fuertes en los jugadores, es su deseo de compartir sus experiencias, por lo que permiten que estos utilicen sus propios servidores para tal propósito.

El otro elemento que ha convertido a este juego en un verdadero clásico insuperable, es paradójicamente la falta de una meta clara. En Minecraft, no hay una meta ni un propósito específico. El verdadero propósito del juego, es que el jugador disfrute plenamente del tiempo que pasa dentro del juego ¡y vaya que esta fórmula ha funcionado!